La chica que mandaba a los hombres por un tubo de Julio Calvo Drago

Esta novela juvenil, La chica que mandaba a los hombres por un tubo, de Julio Calvo Drago (1969-2021), una de tantas personas valiosas que se llevó la pandemia, está pensada como parte de un programa de lecturas para estudiantes de secundaria. Sin embargo, tiene cosas interesantes.

No hay que perder de vista el contexto de la creación, ya que hay ciertos vacíos que se podría señalar en la novela, pero que es comprensible que no se hayan llenado, ya que se hubiera complicado para el lector al que estaba dirigido.

La novela está diseñada a modo como que cada capítulo es un programa de radio, y el narrador es el locutor y protagonista de la obra: Nik. Relata la historia de su juventud de cuando conoció a Olivia, una novia de juventud, a quien recuerda con mucho cariño.

Sigue leyendo

Los demonios sexuales en Mulata de Tal de Miguel Ángel Asturias

Xibalbá

El borracho bípedo –rió de su explicación el travieso Sisimite, se ventosea con pedos redondos y el que se vuelve cuadrúpedo para no caerse, con pedos cuadrados que mal se acomodan a su expulsión, pues no es la forma. Pero la forma no hace al caso, sino lo pestífero, ¿verdad, don Cadejo?, y en lo pestífero conocen las Siguanas, la Siguamonte y la Siguanaba, sí el bípedo o cuadrúpedo, se ha emborrachado con chicha o aguardiente.

Y por otra parte, además de tomarle el aliento anal al borracho (…)

Asturias, 1983 130-131

Sigue leyendo