El artista de Hamelin

Hamelin
En una lejana aldea, conocida como Hamelin, de un país muy lejano, hubo una epidemia de ratas y ratones que había surgido por la dejadez de las autoridades, pero también de la población. La plaga se había apoderado de tal forma del poblado, que afectaba todos los ámbitos, desde el personal y familiar hasta el social.
Lo asombroso es que a nadie le importó saber qué causó esta epidemia. Para muchos, las causas, obviamente, eran la falta de higiene, de políticas públicas, así como de no haberse ejecutado los fondos públicos que se habían destinado para prevenir desastres. Las autoridades ya se habían acostumbrado a reaccionar ante las malas noticias, y la población había dejado de exigir programas de prevención.

Sigue leyendo

Anuncios

Un cuentista que quería ser un cuentista satírico

Escritor

Un cuentista que quería ser un cuentista satírico leía diariamente los diarios, valga la redundancia, para estar al tanto de la realidad, tanto nacional como internacional, en cualquiera de los ámbitos humanos que oportunamente nos informan ipso facto los medios de comunicación, tales como la política, la economía, la sociedad, la farándula, el deporte y hasta la nota roja.

Una vez empapado de la realidad (y del sudor que le provocaba esta actividad intelectual en un país tropical) se enfrentaba a sus más terribles temores en una pantalla (que ya no página) en blanco, y se disponía a afilar sus ataques (no su lápiz) mordaces para escribir bien de lo que él consideraba que estaba mal.

Sigue leyendo